ROMINA PARQUET- Independiente, fuerte y empresaria

Romina Parquet, de nacionalidad argentina, viene al mundo en el año 1979, su familia compuesta por sus padres y hermanos, son de origen humilde y trabajadora, donde su padre de nacionalidad argentina trabajó como conductor de taxi y su madre de origen italiano trabajaban en una tienda de calzado, esos padres y trabajadores honestos enseñaban los principios y valores de sus hijos al igual que el amor al trabajo.

Sus estudios de primaria se realizaron en una escuela estatal, a la edad de 11 años, comenzó a estudiar la lengua inglesa y, al año siguiente, estudió la lengua italiana, sus estudios en la escuela secundaria se realizaron en una institución privada escogida por ella, donde aprendió las herramientas necesarias para ayudarla a fortalecer su inteligencia y habilidades.

Romina Parquet vivió la mayor parte de su infancia y adolescencia en el barrio de Lugano, donde hizo amistad con 3 chicas que serían sus mejores amigas de toda la vida y con quien ella contaría en todos los eventos de su vida, pero a la edad 16 romina que alcanza un punto en su vida que debe tomar una decisión y optar por dejar sus estudios matinales para el trabajo, pero sin dejar de lado sus estudios, ella los lleva por la noche, a partir de ese momento uno de los dos proyectos de vida comienza de la más importante romina de su vida, su vida profesional.

Por recomendación de su amiga Eli, ella consigue obtener el cargo de secretaria en una pequeña empresa, donde logra destacarse, después de dos años tiene la oportunidad de presentarse a una empresa transnacional del mercado de comercio exterior, obteniendo el empleo, el empleo que la elevaría al éxito profesional, su conocimiento corto, pero intenso en esta área, he puesto como líder en este mercado.

Romina Parquet, es una mujer que tiene una fuerza interior y que la exploró al máximo, gracias a la que logró salir de una situación extremadamente difícil, donde contó con el apoyo de familiares y amigos para conseguir un buen presagio fuera de eso.

ella tomó la iniciativa de ser una mujer profesionalmente independiente y ella se propuso ser la mejor en su área y logró destacarse como uno de los líderes empresariales, pues Romina Parquet, su trabajo y su familia son los cimientos de su vida y para ambos, ella luchó para destacar y llevar ambas funciones con éxito.

Romina Parquet, a pesar de las adversidades que la vida le presentó, es una mujer noble de gran coraje, con una fuerza vital sorprendente que, por su temperamento y personalidad, logró deshacerse de esa situación bastante difícil y de que Él aprendió a ver la vida de otra manera.

Para ella, lo más importante es su familia gracias a los valores que sus padres le inculcar desde la infancia, ella logró superar esa situación y hoy ella está concentrada en sus dos pasiones, su trabajo y su familia.

Romina Parquet, para ella, el peso de la palabra y la confianza son irrompibles, y esta ha sido una de las claves de su éxito, se destacó por ser una persona muy trabajadora, especialista en consejos de administración de empresas, fundó su empresa 4 progreso para ofrecer a los clientes servicios y consultoría en el sector aduanero.

Recientemente Romina Parquet, fue un centro de controversia, debido a circunstancias de la vida, pruebas que se colocaron en su camino y que ella logró superar, pues esa situación ha sido una razón para la mejora personal y que ella tuvo el apoyo de sus entes queridos para avanzar.

Romina Parquet, una empresaria reconocida en Argentina, forma parte de varias empresas y siempre se destacó por ser una mujer inteligente, tenaz de personalidad única, y eso la ayudó en su vida profesional haciéndola una mujer exitosa, gracias a ella habilidades y su independencia.

Sin embargo, para Romina Parquet, su otro proyecto de vida y sería lo más importante es su familia, Dios le concedió el privilegio de tener dos hijos bonitos, que son el motivo de su vida y que le proporcionan la fuerza que necesita para avanzar y superar dificultades.